RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
25 de Septiembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Brico-deco

Pintar los azulejos del baño... ¡y renovarlo sin obras!

11 de Marzo de 2016

¿Tu cuarto de baño está que se cae de viejo? ¿Te aterra meterte en obras? ¡No es necesario! Si lo pintas con pintura especial para azulejos, quedará como nuevo de forma inmediata, por poco dinero... ¡y sin polvo ni escombros!

¿Qué tipo de producto puedes utilizar para pintar los azulejos y el plato de ducha? Esa es la primera pregunta que debes hacerte antes de iniciar el trabajo de renovación. Las pinturas para azulejos de aplicación directa, de un solo componente, son muy prácticas y fáciles de aplicar y no necesitan de una imprimación previa para conseguir un buen resultado. En este baño, hemos empleado pinturas V33, de venta en Decopraktik.

Esmaltes muy resistentes

Estos esmaltes para pintar azulejos ofrecen acabados de gran dureza y  una óptima adherencia, no se grietan y son muy efectivos para lugares con humedad, ya que limitan el desarrollo de moho. Las pinturas para superficies cerámicas pueden lavarse, siempre que se haga con agua jabonosa y un estropajo suave. En este baño se ha utilizado pintura para azulejos  en blanco y gris para las paredes y blanco para el plato de ducha. 

Antes de empezar a pintar los azulejos hay que hacerlo sobre superficies limpias: lávalas con agua jabonosa. Después remueve la pintura y empieza a pintar con brocha todas las áreas de unión con techos, puertas, esquinas, rodapiés... El resto píntalo con rodillo e intenta que las juntas queden bien cubiertas. 

 

 

Hay pintura para superficies cerámicas en infinidad de colores. Puedes transformar tu baño o tu cocina fácilmente con este tipo de producto, que ofrece acabados impecables y duraderos.

Como se puede observar en las fotografías, las pinturas para azulejos se dan sobre las superficies sin tener que dar una selladora. Para la parte inferior de la pared se eligió un color gris, un tono muy actual, y dado que el baño era de pequeñas dimensiones, para la parte superior se empleó pintura para superficies cerámicas en color blanco: de esta manera se aporta luminosidad y sensación de amplitud.

 

Pasadas 24 horas, aplica la segunda mano de pintura y deja secar perfectamente. A continuación, pinta el plato con esmalte blanco. Para proteger los azulejos ya pintados, cubre la unión del suelo con las paredes con cinta de carrocero. 

 

Deja secar perfectamente. No te precipites a la hora de volver a usar el baño. Para saber cuánto tiempo hay que esperar, es imprescindible leer las instrucciones del fabricante, que suelen venir en el propio envase.

 

Con este sencillo trabajo de bricolaje, el baño parecerá otro. Una reforma fácil, que puedes hacer tú.

Otras ideas para transformar superficies con pintura: 

Renueva tus muebles de cocina con pintura

Pintar un lavabo con lacado alto brillo