RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
17 de Abril de 2024 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Noticias

Ciudades con nuevo look: la madera conquista las calles

18 de Enero de 2023

La presencia de la madera va ganando terreno en el diseño de las ciudades. Desde zonas de recreo infantil, a paradas de bus o el mobiliario urbano más moderno la lucen como señal inequívoca de que sus beneficios traspasan aspectos constructivos. De su mano diseñadores y arquitectos plantean entornos cotidianos más amables, lúdicos y sostenibles que inciden en la calidad de vida de todos. Profesionales consagrados como Comercial Pazos, negocio experto en este material y en sus oficios tradicionales, celebran esta realidad que vuelve a recordarnos a todos sus innegables cualidades. ¡Mirad qué transformación!

Imagen: Milena Villalba

Espacios exteriores de madera con otro tipo de confort

La madera de siempre ya no solo se erige en el material imprescindible de la arquitectura que viene pisando fuerte, más autosuficiente y por tanto menos contaminante para el planeta. Para muchos diseñadores y estudios de arquitectura su papel también es indiscutible a la hora de concebir otro lenguaje en los espacios exteriores de los conjuntos urbanísticos en busca de otra realidad. Y ya no hay vuelta de hoja.

Cada vez son más las ciudades en las que ya es un hecho la presencia de otro paisaje urbano a base de innovadoras intervenciones, un mobiliario que no deja indiferente y zonas de recreo infantil que rozan lo artístico. En estos trabajos la madera no es solo el material estrella, también protagoniza otra forma de tender relaciones con el espacio y con sus usuarios. El objetivo es dar vida a entornos donde no solo priman la estética, la calidez y la elevada resistencia propios de este material. Su versatilidad e idoneidad lleva años demostrada.

Se persigue plantear lugares más sensoriales y adaptados a un estilo de vida, capaces de ofrecer un mayor descanso y bienestar al aire libre. Interpretar las necesidades físicas de los ciudadanos mediante soluciones que dan libertad a la creatividad. En este sentido existen proyectos sorprendentes en los que vale la pena detenerse aunque sea brevemente, como el Urban Movement Design de Roma: una composición de tableros de madera contrachapada diseñada para adoptar un sistema infinito de posiciones inspiradas en las posturas del yoga.

Vivir el día a día con un concepto más lúdico

Esta transformación urbana con la madera como protagonista se encuentra a nuestro alrededor. Vale la pena mantenerse alerta y disfrutar de ella cuando la tengamos cerca porque nos propone mejorar la vida disfrutando de espacios sostenibles gracias a un recurso natural renovable y duradero como es la madera. En algunos casos este cambio puede traducirse en originales construcciones en forma de letras XXL para esperar el autobús con un concepto muy lúdico en su diseño; aunque su función principal sea el de siempre, además permiten tumbarse y descansar. Como la propuesta de la ciudad de Baltimore.

En otros casos, este nuevo paisaje consiste en plataformas de madera de diseños curvos y envolventes que recorren plazas y avenidas principales, equipadas para hacer un alto en el camino del viandante y de paso escuchar música mientras cargamos el móvil. Como las que han podido disfrutar los ciudadanos y visitantes de Budapest.

En España, esta realidad cobra fuerza con intervenciones que logran recuperar sitios inhóspitos como lugar de encuentro para los ciudadanos. Como por ejemplo el pabellón versátil planteado en principio como área de juego para un colegio sin patio de recreo en un barrio de Valencia y al mismo tiempo como punto de reunión vecinal, o de celebración de actividades en su interior. Diseñado por Javier Molinero y Bernat Ivars, esta caja totalmente abierta y con una estructura de listones de madera llama la atención del viandante, le invita a entrar en su interior sombreado.

Imagen: Milena Villalba

Más actual, duradero y sostenible que otros materiales constructivos, sin duda la madera puede ser una valiosa seña de identidad para las ciudades que creen en la necesidad de este cambio y no han dudado en apostar por ella. Pero no solo eso; también reafirmar el compromiso social y medioambiental que hay detrás de estas propuestas en busca de un lugar mejor.

La ciudad sueca de Skelleftea: un homenaje futurista a la madera

Este proyecto en plena Suecia subártica deja bastante claro las infinitas posibilidades de la madera para levantar ciudades sostenibles, ecológicas y comprometidas para poner freno al cambio climático. Prácticamente todo en ella está fabricado en este material que ya ha demostrado al sector de la arquitectura y la edificación sus cualidades técnicas y potenciales aplicaciones. Desde rascacielos, a viviendas residenciales, puentes, aparcamientos… incluido el aeropuerto.

Imagen: White Arkitetker AB

En la infraestructura de este eco-proyecto todo es renovable y ecológico; la energía eólica y la hidroeléctrica son sus fuentes energéticas y se calcula que al año recicla 120.000 toneladas de desechos electrónicos. Las 480.000 hectáreas de bosques cercanas a ella han asegurado el suministro necesario para levantar tales construcciones, gestionadas siempre con planteamientos respetuosos y responsables.

Sara Cultural Center es el buque insignia de su arquitectura y en su construcción la madera cumple un papel crucial. En concreto dos tipos de madera laminada: madera cruzada de gran tamaño CLT (Cross laminated timber) y encolada (Glulam). Mientras que la primera se ha empleado especialmente en paredes y suelos por su dureza, sus columnas, vigas y resto de estructuras han sido levantadas con la segunda madera.

El futuro de nuestras ciudades, tanto en la construcción de su arquitectura como en la de sus escenarios urbanos, reclama materiales respetuosos como lo es madera. Y a la vez un uso responsable por parte de todos los que amamos este material mediante productos certificados para garantizarla una vida útil duradera que además permita  desarrollar a su alrededor economía circular.