RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
23 de Febrero de 2024 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada >

El placer de tallar madera, ¡no te quedes con las ganas y prueba!

Reportaje
6 de Septiembre de 2023

Construir sin prisas, sentirla entre nuestras manos, apreciar al tacto sus texturas y formaciones, reconocer su olor… Tallar madera es para muchas personas una tarea maravillosa, una forma de detener el tiempo y disfrutar del proceso creativo con los cinco sentidos. Lo mejor es iniciarse en ella como una mera afición y dejarnos llevar. Pero también es un oficio reivindicado por artistas modernos, maestros carpinteros y de lo más valorado entre grandes expertos, como lo son en Comercial Pazos . ¡Quizá tú seas el siguiente!

Imagen: Anna Shvets/ Pexels

La aventura de iniciarse en tallar madera

Convertir la madera en piezas decorativas o figuras capaces de contar, de transmitir emociones. ¿Hay algo más motivador y bello en un trabajo manual? Cualquier aficionado de gran experiencia nos dirá que no. Pero para llegar hasta ahí es necesario partir de cero, comenzar a familiarizarse con un hobby que en realidad es un arte antiguo. Tranquilo, solo nos regalará buenos momentos y la satisfacción de un trabajo artesano que ha salido de nuestras manos. Obras únicas, irrepetibles y de belleza imperfecta, creadas desde el amor por los detalles y de los procesos creativos vividos.

Imagen: Galerie ines schulz

Antes de realizar nuestro primer boceto sobre la madera elegida, como si fuera un diseño preliminar, es importante saber qué especies son las más recomendadas cuando estamos empezando en un arte tan terapéutico. Hay maderas que lo ponen más fácil, compensan la falta de destreza; en concreto las llamadas blandas son un descubrimiento porque facilitan el trabajo al ser más lisas.

El tilo destaca especialmente por su textura fina, pero hay más variedades que no se quedan atrás. Como éstas: cerezo, pino, roble y sauce. Con el paso del tiempo, a medida que se va ganando habilidad y soltura, nuestro abanico podrá abrirse hacia otras más duras; arce, peral, nogal, olivo, manzano, etc. Lo ideal es incorporarlas en los proyectos cuando buscamos enriquecerlos con nuevos patrones cromáticos y formaciones naturales.

Ante el dilema madera sin cortar o bien maderas cortadas, el mejor consejo que cualquier experto siempre dará a una persona recién llegada al arte de tallar madera es que se decante por la segunda opción, por piezas que han sido previamente cortadas en distintas longitudes. Simplifican los tiempos de trabajo y si además las piezas elegidas no tienen formaciones naturales, será más fácil no encontrar complicaciones en el proceso creativo. Se trata de disfrutarlo de principio a fin. ¡No lo olvides!

Las herramientas manuales para debutar

Tallar madera puede ser de lo más gratificante. Cuando alguien decide comprobarlo, también está deseando conocer los utensilios manuales imprescindibles y acudir a un negocio de referencia experto desde hace años para ser aconsejado por profesionales y adquirirlos. Cualquier maestro atesora en su taller una serie de herramientas muy valiosas, el vehículo para dar forma a figuras y objetos decorativos repletos de matices. Trabajos con un sello muy auténtico y personal, de belleza imperfecta. La magia de lo hecho a mano sin que las horas invertidas importen.

Imagen: Werlley Meira/ Pexels

Un primer maletín de herramientas manuales de calidad debería contar con:

  • Gubias. Esta heramienta de corte es uno de esos básicos imprescindibles. Os volveréis inseparables porque con ellas es posible dar forma a piezas de todo tipo y más o menos complejas; sobre todo hacer contornos, hendiduras y canales. Hay infinidad de tipos: de punta recta, planas, de cañón, de pata de perro, etc.
  • Formones. También son utensilios imprescindibles en el maletín de herramientas porque sirven para realizar formas y cortes rectos.
  • Cuchillos. Se usan para vaciar la madera, hacer grabados y funciones similares, así que es importante que estén afilados. Según el tipo de madera se aconseja utilizar cuchillos de talla con distinto bisel; para las blandas interesa con el bisel ancho y para las duras con el bisel estrecho.
  • Cepillos manuales y mazos. Los primeros están pensados para rebajar o desbastar la madera y las mazas de talla (mejor de goma o madera) valen para hacer fuerza y que las gubias y los formones sean eficaces.
  • Escofinas y limas. Son de gran utilidad para conseguir acabados más finos y lisos sobre piezas decorativas, figuras y pequeñas superficies de madera.
  • Plantillas. Si el dibujo no es lo tuyo o no te convencen las figuras que te salen con el lápiz, otra opción es elegir una plantilla buscada en internet. Eso sí, es fundamental que la copia impresa del diseño tenga una buena resolución.

El mundo tallado de Georg Schulz

El tallado en madera también es el motor de artistas contemporáneos como el escultor de Hamburgo (Alemania) Georg Schulz. Llegó a este arte antiguo de una forma muy natural porque desde siempre ha estado ligado al noble material; su padre era carpintero y él restaurador de antigüedades y fabricante de muebles. Desde hace tiempo le apasiona dar vida a grupos humanos extraídos de la sociedad que no dejan indiferente, sin duda su trabajo es inconfundible.

Imagen: Galerie schemm

Políticos, conserjes, amas de casa, hombres y mujeres de a pie con un guiño de humor que cautiva. Para Schulz tallar madera es un vehículo de expresión maravilloso y repleto de posibilidades. Le permite esculpir a personas que celebran el éxito, parejas hastiadas de la vida, colectivos manifestándose… Su mundo de esculturas talladas es un espejo de la sociedad donde lo cotidiano adquiere una nueva dimensión.

Un cincel, madera de tilo y la sociedad como inspiración

Georg Schulz es un maestro contemporáneo que no abandona las técnicas ni las herramientas manuales de siempre y así es cómo sus esculturas poseen un marcado sello artesano y una mirada cercana. Sus figuras parecen hablar, dialogar con quien las contempla. Quizá la razón sea porque están llenas de detalles que las hacen sumamente humanas; una nariz abultada, un tirante a medio caer, un zapato torcido… Son posturas habituales y gestos cotidianos que llenan de encanto y expresividad a cada una.

Imagen: Galerie ines schulz

El tilo es su madera favorita y un cincel antiguo inglés y una sierra de cinta son sus principales herramientas. Con ellas consigue tallar sus piezas con la precisión que quiere; de una forma tosca y esencial en las formas pero ricas en texturas y relives. El resultado son figuras de unos 25 cm de altura que capturan lo cotidiano con un realismo asombroso, ya sea agrupadas o a título individual. En blanco y negro o pintadas de colores, su universo de personajes tiene voz propia, te arrancan una sonrisa y trazan un hilo invisible contigo.

Imagen: Anna Shvets/ Pexels