RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
31 de Mayo de 2020 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Brico-deco

Herramientas a batería para madera (I)

Reportaje
12 de Febrero de 2020

Están alimentadas mediante energía eléctrica, aunque no van conectadas a la red, y por tanto no llevan cable. En carpintería y ebanistería pueden ser una buena alternativa: las herramientas a batería para madera son muy cómodas de usar incluso al aire libre, con lo que se evita respirar polvo y serrín. En Comercial Pazos la oferta es de lo más completa.

Si te gustan los trabajos con madera y no dispones de un taller de bricolaje, las  herramientas a batería resultan especialmente prácticas. Con ellas no es preciso contar con una conexión eléctrica cerca, por lo que se puede trabajar en un jardín o un patio, por ejemplo, y evitar que el polvo que produce la madera al ser perforada, atornillado, cortada o lijada se cuele por cualquier rincón y se respire de manera directa. Son ideales para tareas que no requieran del uso excesivo de la máquina, aunque en la actualidad muchas herramientas a batería tienen una potencia equiparable a su versión con cable. Las más habituales para carpintería y ebanistería son el  taladro-atornillador, la sierra de calar y la circular, las pequeñas multiherramientas y en menor medida la lijadora. Aunque también hay otras muchas que resultan igualmente eficaces: fresadora, cepillo...

La principal ventaja

La característica más evidente de las herramientas a batería es que no llevan cable, es decir, no van conectadas a ningún enchufe. Esta es su mayor ventaja, ya que proporciona total independencia para utilizar la máquina en cualquier espacio. La movilidad y portabilidad son dos cualidades imbatibles de este tipo de máquinas. Otro aspecto a tener en cuenta es la seguridad, en especial cuando se realizan trabajos en altura o en zonas con humedad.

Voltaje y amperaje: qué determinan

La tensión de una batería se expresa en voltios (V) y cuantifica la fuerza de la misma. Cuanto más alta sea la tensión, más fuerza tendrá la herramienta y mayor número de trabajos se pueden realizar. El voltaje varía de 8-10V hasta 60V de las máquinas de alta gama o de uso profesional. Con una de 18 V será complicado “atacar” materiales de gran dureza, mientras que con una muy potente, por ejemplo de 54V, se conseguirá sin mucho esfuerzo. También el tamaño y peso de la herramienta (y por tanto, su ergonomía) está relacionado con su voltaje. Las de 10,8V y 12V son mucho más ligeras y manejables que las de 18V (“estándar”) y, por supuesto que las de 54V.

La intensidad de una batería se expresa en amperios hora (Ah) y tiene que ver con la capacidad de autonomía y de carga de la misma. A mayor amperaje, más tiempo durará la batería, pero también hay que tener en cuenta otros factores, por ejemplo, la resistencia del material sobre el que se esté trabajando, porque se incrementará el consumo y de ahí la menor duración de la carga.

Hoy en día los fabricantes ofrecen herramientas inalámbricas con los tres tipos de baterías (níquel-cadmio (Ni-Cd), níquel e hidruro metálico (Ni-MH) y de iones de litio (Li-Ion). El mercado en la actualidad tiende a fabricar herramientas dotadas con baterías con tecnología Li-Ion por su ligereza, la rapidez de carga y porque no tienen efecto memoria. ¿Qué significa esto? no reducen su capacidad ante cargas incompletas.

Como resumen: la mejor combinación entre ambos valores (voltaje/amperaje) y el uso de un cargador adecuado resulta fundamental a la hora de elegir una herramienta electroportatil.

En nuestro siguiente capítulo, te contaremos algunos datos prácticos que debes valorar a la hora de adquirir las herramientas a batería para trabajar con madera más utilizadas.