RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
25 de Septiembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

Mangas de encaje para reciclar vestidos

Reportaje
17 de Junio de 2016

Todas tenemos en el armario algún vestido que ya no nos ponemos, pero “es tan bueno”… O nos trae tantos recuerdos… ¿Y qué decir de las camisetas de tirantes de las que nos hemos aburrido? Es el momento de tirar de aguja e hilo para convertirlos en nuevas estrellas de la temporada. Con un trocito de encaje (en este caso es negro, pero puedes comprarlo del color que quieras) y poco más, hemos renovado un vestido soso y lo hemos dejado así de chulo. 

¿Te animas a probar? Este tutorial es muy fácil y resultón, y hará que te enganches al encaje… Y al  reciclaje. Y si te gusta el ganchillo, también puedes hacer una cenefa bonita y utilizarla en lugar del encaje. ¡Todavía más artesanal! La de este tutorial, por ejemplo, nos encanta: http://www.recycrafts.com/lampara-de-crochet

Para empezar, medimos y cortamos

  1. Estos son los materiales que necesitarás para este proyecto de reciclaje: encaje negro (un trozo lo suficientemente largo como para dar la vuelta a los dos mangas, y un poquito más), hilo negro, metro, alfileres, aguja de coser, dedal y tijeras. ¡Y la prenda a renovar, claro!
  2. Da la vuelta a la prenda. Mide la bocamanga del tirante y traslada la medida al encaje.
  3. Pasa la medida al encaje y márcalo para cortar.
  4. Este paso es muy importante: coloca el encaje (siempre por el revés de la prenda) como en la foto, doblándolo en la hombrera y alineando el borde exterior del encaje con el lateral de la prenda. Prende con alfileres, hilvana y quítalas.

¡A coser se ha dicho!

Si tienes máquina de coser, no dudes en utilizarla para este trabajo. Pero en caso contrario, con un poco de maña puedes coser el encaje a mano: también quedará bonito.

  1. Da la vuelta a la prenda y cose el encaje con hilo negro por encima de la costura original del tirante, si la hay. Si no, cose a 1 cm de la bocamanga.
  2. Retira los hilvanes con la punta de las tijeras.
  3. Da la vuelta a la prenda, y por el revés, corta el exceso de encaje dejando un margen de 1,5 cm.
  4. Plancha por el lado derecho, con la plancha en una posición que no dañe el encaje. Como medida de prevención, puedes colocar sobre él un pañuelo fino que lo protegerá del calor. ¡Listo!

En muy poco tiempo habrás convertido tu vestido o camiseta en una prenda con auténtico glamour. Experimenta con tiras de ganchillo, distintos encajes, flecos, contrastes de colores… ¡Descubrirás todo un mundo de posibilidades!

Realización: Dododo.