RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
27 de Enero de 2022 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada >

El tallado en madera más inspirador

Reportaje
15 de Noviembre de 2021

Figuras de animales o humanas. La talla en madera da vida a objetos que son casi seres silenciosos a la espera de ser creados cuando hay detrás unas manos expertas que aman el oficio y tan noble material. Así nos lo relata en esta crónica el periodista especializado en bricolaje Pedro Cuesta. Artesano de corazón y todo un maestro sobre el universo de las herramientas y las maderas necesarias para un tallado de calidad que siempre encuentra en Comercial Pazos. ¡No os la perdáis!

Imagen: Pixabay

Él, su guitarra y otras creaciones: la iniciación en el tallado

Un día, años atrás, descubrí que en el corazón de la madera, la que se airea en los bosques y en la que se labra en el taller, viven seres silenciosos, pero de figura humana o animal. Por aquel entonces, explicaba en la revista Brico cómo se ponían en funcionamiento, cómo se utilizaban y para qué servían herramientas como la sierra de calar, los cepillos, las sierras japonesas, las circulares, las fresadoras, etc. Y como ese día me tocaba escribir sobre las gubias y tenía una en la mano, empecé a hurgar en un trozo de madera y al caer la tarde sentí que alguien, una cosa pequeñita, pero con forma de mujer, me sonreía. Desde aquel día glorioso, cuando echo en falta una sonrisa, cojo mi cuchillo o mi gubia y penetro en el corazón de un tronco hasta que encuentro a alguien que está esperando para que le saque a la gloriosa luz de la vida y me arranque una sonrisa.

A raíz de aquel acontecer me sorprendió otra realidad. Y es que, andando por el bosque o por las dehesas de mi tierra, tropezaba con trozos de madera, desprendidos de las encinas, que tenían formas y sonreían como las figuras que yo labraba con mis cuchillos. Limpiar, adecentar y quitar sobrantes, añadir algún detalle que complete la supuesta figura, resulta ser un importante aprendizaje para iniciarse en el tallado de la madera.

Cuándo, cómo y por qué eliges ese ser que has de rastrear y rescatar del corazón de una tabla; él y su guitarra. Esa figura es la protagonista de esta crónica. La llevaba dentro de mi porque un amigo toca la guitarra y canta por peteneras en las esquinas. Es la número ocho de las talladas durante la pandemia. Para otro, un vecino, víctima del Covid-l9, rastreando por la tele, encontré un Prometeo Encadenado. Así, a la buena de Dios, imágenes que revolotean en tu imaginación, que te llegan de la televisión, de tus lecturas, de la visita a museos o exposiciones o del andar diario por la vida. Y para guiarte ya con la gubia o el cuchillo en la mano, te marcas un dibujo, aunque sea tan impreciso como el de mi guitarrista.

Qué maderas utilizar

El tallador moderno, en la mayoría de los casos, utiliza lo que está al alcance de la mano, sea o no ideal para su propósito. Lo dice E.J. Tangerman, autor de un libro excelente; Complete Guide to Wood Carving. Y añade que la mejor madera para comenzar es, probablemente, el tilo. Y después le sigue el pino blanco americano. Su tacto es suave, una vez tallados y lijados, de grano recto y con pocos nudos, aunque su blandura puede provocar otros inconvenientes. Por su textura conviene, al colorearlos, utilizar tintes, pinturas acrílicas u óleo.

En esta línea de maderas blandas se encuentra el álamo, el cedro, con un suave color rojizo, el sauce (puede partirse) y el aliso, con el inconveniente de que al secarse, encoge. Tilo utilicé yo para traer a este mundo a la figura del guitarrista. Comercial Pazos posee una amplísima oferta de maderas para talla, muchas de ellas exóticas, y herramientas, recopilado en su catálogo de tallas. Entre otras muchas, se pueden adquirir variedades como el tilo de Iroko, nogal, cedro, fresno, arce, olivo, palosanto, ciprés, ébano, caoba, pino, sapelli, wengué, peral, etc. Junto a este catálogo merece la pena descubrir el catálogo de maderas, con 67 especies de todo el mundo disponibles en la tienda física y en la web.

Yo utilizo mucho sapelli y álamo o espino, que abundan en mi tierra. Más dura y más compacta y con los cortes más limpios es el haya. Me encanta esa madera ya madura. Cuando vi en la revista Carving la figura de una mujer decidí inspirarme en ella para tallar la mía con una tabla vieja de haya que utilizaba mi madre en la cocina y que ya no se usaba.

Hacer realidad lo imaginado: el verdadero divertimento 

Primero plasmo en la madera, con mi lápiz, la figura y con una sierra de mano o con la caladora elimino el sobrante. Esta tarea puede realizarse también con el cuchillo, pero no merece la pena perder el tiempo y convertir en virutas la madera sobrante que puede servir para otro trabajo. Con el cuchillo voy eliminando todo lo que engorda la figura que ya percibimos. No sólo porque lo marca el dibujo, también porque está impresa en nuestra imaginación.

Arrebaño el sobrante y poco a poco van saliendo a flote los miembros, los brazos del toca guitarras. No solo utilizo el cuchillo para desbastar, sino también minigubias hasta que queda configurada y totalmente definida la figura de madera, con todos los detalles que encuentro necesarios.

El instrumento musical: el toque final

Para el lijado, la fase siguiente, he utilizado un minitaladro Proxxon, raspines de codillo y papel de lija. Después, contemplé aquella figura con los brazos abiertos para abrazar su guitarra y me sentí obligado a fabricar tan esperado instrumento musical con la misma maña y herramientas. Finalmente, el policromado lo he realizado con pinturas acrílicas.

Tanto la madera como las herramientas utilizadas las he ido adquiriendo a lo largo de los años en Comercial Pazos. Su oferta y profesionalidad, siempre apostando por las mejores marcas, es un gran referente para expertos de la madera y aficionados del bricolaje. Desde gubias a mazas, cuchillos, cuchillos vaciadores, bastrenes, hachas, azuelas, piedras de afilar, gubias mini, escofinas, raspines, limas de codillo, sujetadores-sargentas, soportes, tornillos de banco, amoladoras, etc. Es mi valiosa colección y con ellas seguiré dando vida a otras tallas que aún aguardan en mi imaginación y me arrancarán nuevas sonrisas.

Texto e imágenes: Pedro Cuesta. Periodista especializado en bricolaje.

27 de Enero de 2022
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
buscador