RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
8 de Diciembre de 2022 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

Este año, una decoración navideña (más) sostenible

Reportaje
7 de Diciembre de 2021

En estos días la casa se viste de fiesta, nos apetece engalanarla y envolverla de magia. Un plan ilusionante que no implica necesariamente derrochar en consumo. Con una decoración navideña más sostenible contribuiremos a cuidar el planeta y de paso reciclar objetos y materiales que seguro quedarán de cine en nuestros ambientes. ¿Qué tal empezar por estas ideas? Son creativas, algunas podrás hacerlas tú y tienen un espíritu ecológico.

Árbol de Navidad con flores hecho a mano

Es el rey de estas fiestas, de manera que una decoración navideña más sostenible empieza por él. Si hasta ahora nos valía con nuestro árbol de plástico, este año es el momento de buscar variedades naturales y cuanto más originales, mejor. Así son los árboles decorados con flores y realizados manualmente, rama a rama, en la Madrid Flower School. Un trabajo súper bonito que podemos recrear en casa tras haber asistido a uno de sus talleres sobre decoración floral navideña. Aquí van algunas pistas más sobre él; está hecho con un abeto de procedencia holandesa denominado noble azul y la altura y frondosidad puede variar como desee su creador. Una vez terminado, desde esta universidad aconsejan rociarlo con agua a diario y, por supuesto, cuanto más alejado esté de un radiador más bonito será su aspecto.

Otra alternativa más tradicional consiste en hacerse con un abeto robusto que impregne la casa con su aroma inconfundible a bosque. Solo hay que cuidarlo bien, alejado de focos de calor, y podrá vivir con nosotros más Navidades si tenemos un jardín donde plantarlo. Ahora bien, si somos más partidarios de devolverlo a otro tipo de entorno natural, un vivero de confianza o contactar con el Ayuntamiento de la ciudad son opciones a valorar para que sea transplantado adecuadamente.

¿Los adornos del árbol?: caseros o de materiales respetuosos

A cualquier abeto natural le sentará de maravilla crear un atrezo personalizado con adornos handmade muy resultones, a base de materiales que tengamos en casa. Y junto a ellos podemos incluir objetos fabricados en materiales reciclados o respetuosos con el medio ambiente, como por ejemplo bolas de vidrio, casitas de madera, piñas pequeñas, etc. Son una forma sencilla de conseguir una decoración navideña más sostenible y poder olvidarte de los adornos de plástico y el espumillón de toda la vida.

Te damos algunas ideas por si te has quedado en blanco. Si tienes en casa papel para manualidades o reciclado, anímate a crear figuritas de papel plisadas, lisas o con motivos troquelados. ¿Qué tal unos arbolitos y esferas rojas? También puedes rescatar del olvido tus ovillos de lana para tejar; te servirán para hacer simpáticos pompones blancos o de colores (con dos tonos, suficiente) que por cierto están causando furor. O convertir tus tarjetas navideñas en atrezos para el abeto con solo colgarlos de un sencillo cordel. Habrás cumplido tu misión y darán un aire casero adorable al árbol.

Velas por toda la casa o luces LED

Disfrutar de una iluminación especial, crear atmósferas mágicas y nostálgicas es clave. Pero también lo es evitar hacer un gasto energético extra. Nos lo agradecerá el hábitat natural y nuestra economía doméstica, teniendo en cuenta que el recibo de la luz no deja de alcanzar máximos históricos. Una decoración navideña más sostenible debe mantenerlo a raya y para ello, nada como incluir velas, farolas de bajo consumo y luces LED, que por cierto gastan un 90% menos que las incandescentes.

Es probable que ya las hayas usado en Navidades anteriores, pero este puede ser su gran año. Deja que se cuelen en cualquier habitación de la casa, incluidos los baños para formar composiciones decorativas junto a la bañera o en la encimera. Y por supuesto, juega con ellas para crear puntos de luz junto a las ventanas, caminos de cuento en accesos principales, escaleras iluminadas, etc. Combina distintas tamaños, incluye velas con formas florales como la Poinsettia y procura que además de estar hechas artesanalmente desprendan aromas navideños cargados de gratos recuerdos. Por ejemplo, el olor a chimenea.

Elementos naturales y piezas de artesanía

¿Qué tal reservar los poyetes de las ventanas y la repisa de la chimenea (si la tienes) en puntos decorativos que rindan homenaje a la Navidad con un aire rústico desenfadado? Son perfectos para lucir una decoración navideña más sostenible a base de todo aquello que la naturaleza puede darte. Ramas de arbustos, piñas, nueces, bayas, muérdago, eucalipto, ramitas de flor seca... Improvisa con ellos guirnaldas o bodegones sobre bandejas de madera o de fibras naturales.

Decoraciones naturales que añadirán calidez y autenticidad a estos rincones sin apenas darte cuenta. Y más aún si las acompañas de piezas cerámicas de factura artesanal. Unos jarrones estilizados que den altura visual a las composiciones, portavelas, objetos de formas cónicas perfectos para romper una simetría excesiva, etc. Puestos a elegir color, opta por el blanco y lograrás una decoración navideña más sostenible y con cierta elegancia escandinava.

Y en las paredes y puertas… coronas vegetales. ¡Arrasan!

Otros puntos sensibles en la decoración navideña de casa son las paredes del salón y la zona del comedor donde haremos gran parte de nuestras celebraciones. Y, por supuesto, el recibidor, en el que valdrá la pena esmerarse para crear una atmósfera que contagie de espíritu navideño nada más cruzar la puerta. Como el objetivo es tener a raya ciertos materiales tan contaminantes, como el plástico, a cambio podemos apostar por elementos muchos más naturales. Vestirán esos espacios de fiesta con la tranquilidad de haber logrado una decoración navideña más sostenible y respetuosa.

Hablamos de lucir coronas de aire rústico o un tanto alpino donde la madera y las fibras naturales suelen convertirse en materiales protagonistas. Incluso podemos atrevernos a componerlas nosotros mismos. El aro de una pantalla estropeada o uno de madera como los que se usan para tejer valdrán perfectamente a modo de bastidor. Después, es cuestión de escoger todo aquello que te permita diseñar coronas vegetales que tengan tu estilo y afiancen tu compromiso sobre velar por el planeta con pequeñas acciones que también suman. Anímate. ¡No te arrepentirás!