RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
23 de Noviembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Eco reciclaje

Cabecero hecho con contraventanas: ¡precioso!

Reportaje
18 de Diciembre de 2015

Unas contraventanas viejas de madera, una vez limpias y renovadas con pintura, pueden convertirse en el cabecero más chic. Como muestra, esta inspiradora idea de reciclaje creativo, que lleva además muy poco trabajo. 

A veces, el cabecero de una cama viste una habitación completa. En este precioso diy del blog Samantha Elizabeth queda más que demostrado. Las hojas de una contraventana de madera de lamas (también conocida como mallorquina) se han utilizado para hacer un original y precioso cabecero reciclado.

Si no tienes a mano la materia prima (contraventanas) para llevarlo a cabo, busca en rastros y mercadillos de antigüedades: puedes encontrar verdaderas maravillas. Además, ¡es tan divertido rastrear "tesoros"!

Primer paso: lijar, limpiar y pintar

Lava las contraventanas con agua jabonosa y un cepillo de cerdas duras. Si la madera está en malas condiciones, quizás sea necesario reparar astillamientos y grietas con pasta para madera. También será necesario lijarla bien. Para ello, te será muy útil una lijadora delta o triangular, que llega a todos los rincones. Elimina el el polvo. 

Lo más llamativo de las contraventanas es el precioso color verde turquesa. Para que queden con un aspecto envejecido, usa chalk paint. La chalk paint ofrece una textura gruesa y se puede aplicar directamente, sin imprimación. Extiende, al menos, dos manos dejando secar entre ellas. 

Último paso: Unir hojas entre sí y colgar

La composición pensada para el cabecero es muy equilibrada y, a la vez, muy dinámica. Para colgarla a la pared es conveniente unir las hojas entre sí de dos en dos para que no pesen en exceso. Se unen las dos colocadas en escalera de la izquierda y después las otras dos de la derecha y se cuelgan de la pared con sujeciones que resistan el peso. 

 

 

 

Para rematar el cabecero se han colocado unas pizarras con la palabra LOVE: ¡el resultado no puede ser más bonito!

 

Realización y fotos: Samantha Elizabeth.

Otros trabajos de reciclaje creativo:

Transforma una cómoda vieja

Un biombo con puertas recicladas

Mueble para el lavabo con una cómoda